Siddharthas-Dhear
Despertar-Oaxaca
Era el yo, cuyo sentido y carácter quería aprender. Era el yo, del cual me quería librar, al que quería superar. Pero no lo conseguí, tan sólo podía engañarlo, únicamente podía huir de él, esconderme. ¡Ciertamente, ninguna cosa del mundo me ha obsesionado tanto como este mi yo, este enigma de vivir: que soy un individuo separado y aislado de todos los demás, que soy Siddharta! ¡Y de ninguna otra cosa del mundo sé tan poco como de mí, de Siddharta!» 
Gracias a Judi Ross, La curtiduria y Doktor Lakra.

Despertar-Oaxaca

Era el yo, cuyo sentido y carácter quería aprender. Era el yo, del cual me quería librar, al que quería superar. Pero no lo conseguí, tan sólo podía engañarlo, únicamente podía huir de él, esconderme. ¡Ciertamente, ninguna cosa del mundo me ha obsesionado tanto como este mi yo, este enigma de vivir: que soy un individuo separado y aislado de todos los demás, que soy Siddharta! ¡Y de ninguna otra cosa del mundo sé tan poco como de mí, de Siddharta!» 

Gracias a Judi Ross, La curtiduria y Doktor Lakra.

DESPERTAR - Oaxaca

imageimageimageimageimageimageimage

Era el yo, cuyo sentido y carácter quería aprender. Era el yo, del cual me quería librar, al que quería superar.Pero no lo conseguí, tan sólo podía engañarlo, únicamente podía huir de él, esconderme. ¡Ciertamente, ninguna cosa del mundo me ha obsesionado tanto como este mi yo, este enigma de vivir: que soy un individuo separado y aislado de todos los demás, que soy Siddharta! ¡Y de ninguna otra cosa del mundo sé tan poco como de mí, de Siddharta!» 

Gracias a Judi Ross, La curtiduria y Doktor Lakra.

DESPERTAR-Oaxaca
Siddharta abrió los ojos y miró a su alrededor; una sonrisa iluminó su rostro y recorrió todo su cuerpo, hasta la yema de los dedos: era el profundo sentimiento del despertar, después de largos sueños.
Agradecimientos al Doctor Lakra, La Curtiduría (todo su equipo)  y Jeska por esos buenos momentos! 

DESPERTAR-Oaxaca

Siddharta abrió los ojos y miró a su alrededor; una sonrisa iluminó su rostro y recorrió todo su cuerpo, hasta la yema de los dedos: era el profundo sentimiento del despertar, después de largos sueños.

Agradecimientos al Doctor Lakra, La Curtiduría (todo su equipo)  y Jeska por esos buenos momentos! 

DESPERTAR - Oaxaca

imageimageimageimageimageimageimage

Unicamente hay una causa, una sola causa que explique por qué yo no sé nada de mí, que Siddharta me sea tan extraño y desconocido: ¡Yo tenía miedo de mí mismo, huía de mí mismo!  estaba dispuesto a despedazar y a descamar mi yo para encontrar en su interior el núcleo de todo, el  atman,  la vida, lo divino, lo último. Pero me he perdido a mí mismo.»

G o t a m a

Cholula  Puebla

imageimage

image

image

Los ojos del buda miraron sosegadamente hacia el suelo; en su rostro impenetrable resplandecía 

la tranquilidad del alma.

Los Samanas - Cholula Puebla
 
Photos por Pablo Mertens, Adela, Bob, Mil Amores y Luis
Agradecimientos a Beat box  y mtn

Los Samanas - Cholula Puebla

Photos por Pablo Mertens, Adela, Bob, Mil Amores y Luis

Agradecimientos a Beat box  y mtn

Los Samanas - Cholula Puebla

image

image

image

image

image

image

Siddharta tenía un fin, una meta única: deseaba quedarse vacío, sin sed, sin deseos, sin sueños, sin alegría ni penas. Deseaba morirse para alejarse de sí mismo, para no ser yo, para encontrar la tranquilidad en el corazón vacío, para permanecer abierto al milagro a través de los pensamientos despersonalizados: ése era su objetivo. Cuando todo el yo se encontrase vencido y muerto, cuando se callasen todos los vicios y todos los impulsos en su corazón, entonces tendría que despertar lo último, lo más íntimo del ser, lo que ya no es el yo, sino el gran secreto. 

Photos por Pablo Mertens, Adela, Bob, Mil Amores y Luis

Agradecimientos a Beat box  y mtn

Los Samanas - Cholula Puebla

image

image

image

image

image

image

Siddharta permanecía en silencio bajo el calor vertical del sol ardiente de dolor, de sed; y se quedaba así hasta que ya no sentía dolor ni sed. Se hallaba en silencio durante la estación lluviosa el agua corría desde su cabello hasta sus hombros que sentían el frío hasta sus caderas y hasta sus piernas heladas, y el penitente continuaba así hasta que los hombros y las piernas ya no sentían frío, hasta que se acallaban Se mantenía sentado en silencio sobre el bardal, hasta que le goteaba sangre de la piel caliente, y después de las úlceras. Y Siddharta continuaba erguido, inmóvil, hasta que ya no le goteaba la sangre, hasta que nada le punzaba hasta que nada le quemaba.

Photos por Pablo Mertens, Adela, Bob, Mil Amores y Luis

Agradecimientos a Beat box 

Om es el arco, la flecha, es el alma, 

 la meta de la flecha es el brahmán,  

al que sin cesar se debe alcanzar

Por la noche, después de la hora de la contemplación, Siddhartha declaró a Govinda: 

-Mañana de madrugada, amigo, Siddhartha irá con los samanas. Será un nuevo samana.

Photos por Mayk

Agradecimientos a:

Jorge Ortega, Fusca, buque, a todo el equipo Cuarto Cuarto, tlacuache, montana, adidas y border  :)

Photos por Mayk

Agradecimientos a:

Jorge Ortega, Fusca, buque, a todo el equipo Cuarto Cuarto, tlacuache, montana, adidas y border  :)

Likes